martes, enero 23, 2007

Dice Silvia que ayer, al fin, terminó los poemas que le tuvieron apresada durante tantos meses. Dice que han sido versos difíciles, pero que han dejado su corazón tranquilo. Ahora, dice: “Puedo vivir a ritmo de blues”.
Silvia dice esto mientras escucha a Raful Neal.
“Call me baby, call me baby”, canta.
Call me baby, call me baby, mueve las caderas sin parar.
Call me baby, call me baby, llámame, si no lo haces tú, alguien lo hará.
Call me baby, hazlo pronto no te voy a esperar más.
Call me baby, call me baby....
.....

5 comentarios:

CEL dijo...

Dile a Silvia, que goce de la libertad y de ese corazón que escribo tanto que merece cantar, reir, bailar, se ganó la tranquilidad.

Un beso

Anónimo dijo...

Tus palabras entran directamente al corazón. Se abren paso suavemente, se acomodan y dan calor allá dentro, como un pequeño fuego de chimenea tranquila y chispeante.
Es hermoso sentir tu calidez.
Gracias amigo.

Joss dijo...

Carta abierta al Sr. Juan Sencillo

Distinguido Sr. Sencillo:

Quiero pedirle a través de este medio que le diga a su querida
amiga Silvia, que nos de una probadita de eso que la tuvo
apresada por tantos meses, para que también nosotros podamos
vivir al ritmo del blues.

Le doy las gracias aticipadas confiando en que la petición será
bien acogida.

Muy respetuosamente,



Joss

DTB

Juan Sencillo Sencillo dijo...

Querido Joss:
dice Silvia que sus poemas deben primero enfriarse,dice que cuando templen,los irá colgando en su blog.
Me ha pedido que te diga que agradece el interés y que cuando crezcan sus versos y sean libres, si nos facilitas una dirección de correo electrónico, ella te los enviará. Gracias de su parte y de la mía. Juan Sencillo.

Lety dijo...

Me apunto Juan Sencillo, me apunto, yo también la quiero leer.